5 septiembre, 2008

CARLA%20CORDUA.JPG

El pasado jueves 4 de septiembre la filósofa y escritora Carla Cordua presentó su conferencia “Kafka por sí mismo”, en la Cátedra Bolaño. Carlos Peña, fue el encargado de presentar a la invitada y de dar inicio a la actividad: “Carla Cordua es quizás la invitada que mejor encaja en esta cátedra (…) ya que respira literatura al igual que Bolaño (…) y más que literatura, a lo que se dedica esta filósofa es al lenguaje, para explorar una condición humana, aquello que a Kafka también perturbaba de una manera singular”. De esta manera partió la presentación de una escritora que se mueve con la misma naturalidad entre la filosofía y la literatura. Carlos Peña hizo énfasis en aquel interés dual y equilibrado por parte de la autora frente a estas dos disciplinas: “la filosofía como la literatura conquistan verdades inéditas”. Y son éstas también las encargadas de alejarnos como de acercarnos la realidad, según el propio presentador la obra de Kafka sería un ejemplo de este alejamiento de la realidad para el lector, y rescatando una afirmación de la invitada, cerró la presentación: Kafka nos entrega la experiencia de ser extraño en este mundo, ser un ignorante del mundo.

Carla Cordua inició su conferencia definiendo la importancia escritural y vital que significa la elaboración de un diario de vida. Aquella escritura que parte- según Kafka- sin inspiración, que sólo es dada a partir de hechos cotidianos, hechos irrelevantes; pero que de alguna manera se hace un ejercicio necesario, casi de sobrevivencia, que termina develando o muchas veces provocando una inspiración, una reflexión mayor que una obra. Para Cordua un diario de vida podría en ocasiones sobrepasar a una obra literaria, llegar a ser más sorprendente que el trabajo destinado a publicarse. Aquel aferrarse al diario, un “retorno al refugio salvador” como lo vivió Kafka, que terminó siendo en variadas ocasiones un salvavidas entre sus interminables crisis provocadas por los otros, que no eran más que él mismo. Aquella desesperación de encontrarse con sus propios fantasmas. Cordua, a través de esta conferencia mostró al público este atormentado escritor, una especie de “paradigma del escritor descabellado”. Un Kafka que no se soportaba más que a su padre, que no podía concebir como mejor ni peor la soledad de la convivencia- de ahí sus amoríos a distancia- Un Kafka que sentía la imposibilidad de escribir, porque terminaba escribiéndose a sí mismo, y que a través de sus diarios simulaba distanciarse del ruido que le causaba una producción literaria que no lo convencía del todo. He ahí el ojo de Cordua que se posa en una genialidad nunca reconocida por su autor y que rescató a través de esta conferencia.

GALERIA DE FOTOS

CORDUA%20%2BPE%C3%91A.JPG

de izquierda a derecha: Carlos Peña, Rector de nuestra casa de estudios, Carla Cordua.

SABROSKY.JPG

de izquierda a derecha: Eduardo Sabrovsky, Roberto Torreti (Filósofo y esposo de Carla Cordua) , Raúl Zurita.

VISITA%20BIBLIOTECA.JPG

Visita a Biblioteca de la Facultad de Comunicación y Letras
De izquierda a derecha: Cecilia García- Huidobro, Decana de la Facultad de Comunicación y Letras, Paulina Godoy, Directora ejecutiva de Bibliotecas, Carla Cordua.

CORDUA%20FIRMA.JPG

Libros firmados por la autora